(Tiempo estimado: 3 - 6 minutos)

4 formas de encontrar la felicidad

¡Todos queremos ser felices! Esa es una afirmación muy cierta para la mayoría de nosotros.

¿Quién no desearía ser feliz?

¿Cómo ser felices? - Notas CristianasSi nos pusiéramos a esperar el momento adecuado para ser felices, la gran mayoría, solo estaríamos perdiendo el tiempo. Si pospusiéramos la felicidad hasta que existieran las condiciones perfectas nunca seriamos felices.

¡La felicidad es algo que Dios creo para que todos la experimentáramos!

Pero, ¿Cómo ser felices?

Pablo aconsejó en la carta a los filipenses que no viéramos solo por nuestros propios intereses, sino que también viéramos por los intereses de los demás.

No mirando cada uno a lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los demás. Filipenses 2:4 RVG

¿Cómo encajar el consejo de Pablo en nuestra vida personal para ser felices?

  1. Confiando en Dios
  2. Practicando la paz
  3. Encontrando nuestro propósito
  4. Tomando el control de nuestra vida

1.    Confiando en Dios

Confiando en Dios se encuentra la felicidad.

Debemos creer que Dios está en control de todas las situaciones que pasan en nuestras vidas. La confianza en Dios le da una inmensa paz interior a nuestras vidas y en consecuencia nuestras vidas son más felices.

Mantener la calma y la serenidad son importantes en medio de cualquier situación, sin embargo, la más importante de ambas  y que produce felicidad es la de confiar en Dios en todo momento.  

Dios es mi Roca, en Él confiaré; mi escudo, y el cuerno de mi salvación, mi fortaleza alta y mi refugio; mi Salvador, tú me libras de violencia. 2 Samuel 22:3 RVG

2.    Practicando la paz

La práctica constante de la paz produce una inmensa serenidad interior.

Para ser felices tenemos que tener una cierta cantidad de tranquilidad interior, venga lo que venga o se cruce lo que se cruce en nuestro camino no hay que tomar nada tan a pecho, sean pruebas o problemas de cualquier índole lo mejor es no dejar que nuestras emociones gobiernen nuestras vidas.  

La felicidad se aleja y desaparece de personas súper sensibles o iracundas llevándose con ella su paz interior.

Lo mejor es relajarse en las promesas de Dios, hacer lo mejor que podamos para solucionar nuestras circunstancias y del resto es mejor dejarlo en las manos de Dios.

Tú guardarás en completa paz, a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente; porque en el Señor Jehová está la fortaleza eterna. Isaías 26:3-4 RVG

3.    Encontrando nuestro propósito

La felicidad se encuentra en las cosas básicas y sencillas.

La felicidad no se encuentra en lo material como las posesiones personales. No es que no se puedan obtener, si a base de esfuerzo las podemos obtener, ¿Por qué no hacerlo?

La felicidad la podemos obtener cuando encontramos el verdadero propósito en nuestras vidas; ella se puede encontrar aún en la satisfacción de hacer algo por alguien más. En todas partes podemos observar a muchas personas felices por hacer algo útil por los demás, más allá de algún interés personal, esas personas encuentran la felicidad en la satisfacción de que están aportando algo para el bien de los demás.

Aunque todavía no florece la higuera, ni hay uvas en los viñedos, ni hay tampoco aceitunas en los olivos, ni los campos han rendido sus cosechas; aunque no hay ovejas en los rediles ni vacas en los corrales, yo me alegro por ti, Señor; ¡me regocijo en ti, Dios de mi salvación! Habacuc 3:17-18 RVC

4.    Tomando el control de nuestra vida

Al tomar el control de nuestras vidas podemos encontrar la felicidad.

La felicidad llega a todos aquellos que tienen el control sobre sí mismos, a aquellos que no tienen altivez ni egocentrismo y que no juzgan todo aquello que se relaciona con ellos.

Una de las peores cosas que nos pudiera suceder como personas, y que nos roba la felicidad muy fácilmente, es llegar a ser víctimas de la egolatría  y la autocompasión. Las personas que practican estas cosas se tornan más sensibles, se vuelven más vulnerables, experimentan más dolores y penurias, tienen menos vitalidad y menos relaciones personales saludables.

Vivamos como si fuéramos uno solo. No seamos altivos, sino juntémonos con los humildes. No debemos creernos más sabios que los demás. Romanos 12:16 RVC

Confiar en Dios es la clave que nos trae la felicidad, su confianza nos ayuda a tener la paz interior que necesitamos para enfrentar cualquier circunstancia que se cruce en nuestro camino mientras, ayudando a los demás, avanzamos en la búsqueda de nuestro verdadero propósito en la vida. Y así con humildad tomemos el control de nuestras vidas para que no caigamos víctimas del egocentrismo y la altivez que nos pudieran alejar de esa felicidad que todos añoramos en esta vida.

Dejemos que Jesús dirija nuestros pensamientos para que podamos disfrutar de uno de los mayores retos de este mundo, ¡ser felices!

Estas cosas les he hablado, para que mi gozo esté en ustedes, y su gozo sea completo. Éste es mi mandamiento: Que se amen unos a otros, como yo los he amado. Juan 15:11-12 RVC

¡El momento para ser felices es ahora, en este preciso momento!

No pospongamos la felicidad hasta que existan las condiciones perfectas. Descansemos en Dios, esperemos en Él y seamos felices.

Notas Cristianas ©


¿Te gustó esta información? Puedes ayudarnos a compartirla para que otros también puedan disfrutar de su lectura.
Acerca del Autor
Notas Cristianas
Administrador
Descripción
NotasCristianas es un ministerio no denominacional enfocado en glorificar a Dios por medio de Jesucristo, orientado a aquellos que quieren crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. La intención de NotasCristianas es compartir la sana doctrina de Dios basándose en la Santa Biblia como la verdad absoluta de Dios inspirada por su Espíritu Santo.

Commentarios:

 Síguenos en FacebookPinterest  y  Twitter (NotasCristianas)Twitter (FotosCristianas)